Miguel mete la pata con el tatuaje de Raúl: “Es por mi padre, que está muerto”