¡Marca de la casa! Redmond recorta hacia dentro y la pone casi en la escuadra de Chovan