El Barça se olvida en la Euroliga de la dolorosa derrota de la final de Copa del Rey