Cura de humildad para el Barça (91-63)