Un 41.4% de los conductores dieron positivos en alcohol o drogas