¡Qué escándalo! Hay que pagar 3.200 euros para empezar a vivir en un piso de 20 metros cuadrados