Una vacuna dejó tetrapléjico a Carlos a los 18 meses cuando días antes estaba sano