Las emergencias de Magaluf no dan abasto con tanta intoxicación etílica