Sanciones entre 300 y 300.000 euros a las embarcaciones de avistamiento de cetáceos que no respeten a los animales