Miguel y Natalia pierden 7.500 euros por no hacer caso de su intuición