El subidón de Julio y Bea, de perder casi todo a conseguir más de 3.000 euros