Carla y Ángel se llevan más de 3.000 euros in extremis y podrán reformar su casa