'Diario de' es testigo del boicot que sufre una pizzería por parte de un sindicato