'Diario de', testigo del drama de los desahucios