Noche dura en el desierto para Edu Soto