Cinco chorizos y 10 cervezas, un premio merecido