Flo cumple con el reto de Dani: el 'boomerang analógico' de empaparse vivo