Si amas a los animales por encima de todo, Abasca sabe lo que te ocurre