Carlos Herrera, orgulloso de ver banderas españolas en los balcones