Olga está al borde del desahucio por culpa de un fondo buitre y Joaquín Prat no da crédito: “No pueden pasar estas cosas”