Irene Montero critica que el tema de Cataluña se haya convertido en el tema principal de esta campaña