Dos incendios calcinan Galicia, que lleva quemadas 1.000 hectáreas