El presunto asesino de su mujer y su hijo en Tenerife dormía cuando fue detenido