El detenido por la muerte de Marta Calvo insiste en la muerte accidental y en que la descuartizó por miedo