Evita que su marido se asfixie en un restaurante de Valencia tras recibir por teléfono las indicaciones de un médico