Una residencia de ancianos, infestada de basura por la huelga del servicio de limpieza