Pedro Sánchez cuenta en su libro su primera decisión en Moncloa: Cambiar el colchón y pintar