Madrid celebra el Orgullo más político de los últimos años