Motín en un camping de Salou: 18 familias obligadas a abandonar su casa plantan cara a su propietario