En Madrid hay parejas que se saltan la cuarentena y alquilan habitaciones por hora