Las protestas por los planes de austeridad del Gobierno ecuatoriano dejan ya 6 muertos y 937 heridos