Un hombre de 33 años podría tener coronavirus en Barcelona