Un cura okupa de Palencia lleva 10 años viviendo en pisos caros sin pagarlos