La nueva misión del ‘Comando Cazaplástico’: limpiar el río tajo y los acantilados del Flysch