Javier Ruiz analiza el impacto que supone el cierre del ocio nocturno: “Hay 300.000 puestos de trabajo que quedan en suspenso”