Nueva agresión en el metro de Barcelona: un vigilante llega a las manos con dos presuntos carteristas