Un youtuber 'antivegano' ingiere una ardilla cruda y termina en la cárcel