¿Nos están engañando los científicos?