Charlie Sheen y Woody Harrelson, implicados en la búsqueda de la verdad sobre el 11-S