El comercio de venta clandestina de sangre en China provoca cientos de muertos