Niños analfabetos que arrastraban a las masas para reconquistar la Tierra Santa