La joven, enterrada viva tras un exorcismo, cuyos gritos no pudieron salvarla