¿Qué ocurrió realmente en la casa cordobesa donde se escuchan voces de niños?