Un 'zumbido' se cuela en la grabación