Nació con 19 dedos en las manos y 12 en los pies y ha vivido recluida por ser considerada una bruja