El misterio del cuerpo de un budista que no se descompone y se convierte en ritual funerario