Iker Jiménez: “El misterio no sabe de calificaciones o del currículum de las personas que están enfrente”