El cierre: la mano negra de la política