Fotos de los espectadores: Un castillo encantado en Irlanda y un espectador misterioso en el Liceo de Barcelona