Los 'barcos ataúd' siguen llegando a Japón: naves cargadas de cadáveres desmembrados